A la distancia

Miercoles el 5 de febrero 2014

Escrito por Fatima Mazú Sifuentes

Estar en Estados Unidos, lejos de tantas personas que quiero y de mi segunda casa, el Albergue, me ha permitido reflexionar sobre lo que significa migrar, y en cierto modo, desarraigarse.

Después de dos años compartiendo miradas, sonrisas, esperanzas, sueños y miedos, respeto aún más a todas y todos los que toman la decisión de buscar algo distinto.

En México, cerca de la casa donde crecí, pasa el tren; no sé qué ruta cubre, pero cuando me tocó estar cerca, no vi que hubiera migrantes montados en los vagones, persiguiendo su sueño. En donde estoy ahora, Haileah, Florida, también pasa el tren; por su puesto, que aquí los migrantes no pueden subirse.

Cada que escucho el ferrocarril no puedo dejar de pensar en las cientos de personas que están convencidas de que salir es su única opción. Sin embargo, la realidad que se enfrenta en Estados Unidos es dura. Sigue leyendo

Anuncios