Un Cumpleaños en el Albergue de Migrantes

La familia con algunos integrantes del albergue

La familia con algunos integrantes del albergue

Martes el 26 Noviembre, 2013

El día 22 de noviembre del año 2013 por la mañana en el albergue de migrantes Hermanos en el Camino se sintió la alegría entre globos y confeti por el cumpleaños de Pepito y Vivi. Ellos son los hijos de los cocineros del albergue de migrantes quienes por razones personales permanecen en estos momentos en el albergue.

En el cumpleaños había mucha alegría ya que estábamos rodeados de familia de Pepe y Vivi y también amigos nuestros y con la grata presencia del Padre Solalinde quien es el encargado del albergue.

P1110604Pues por la mañana antes de realizarse el cumpleaños se mató un cerdo para poder comerlo. Aparte que compartimos pastel, refresco, dulces, piñatas y le cantamos las mañanitas a los niños.

Pues todo estaba muy padre ya que aunque es un lugar en el que todos vamos de paso cargando el sentimiento de miedo a causa del crimen organizado. Se pasan muchos momentos felices como este ya que en esos momentos felices que vemos sonreír a esos niños que son la alegría de cada pueblo o ciudad. En este camino que pasamos nos damos cuenta que aun hay una esperanza para buscar un horizonte mejor.P1110608

Hay muchas alegrías que muchas personas no la sienten o simplemente no les importa. No solo sentimos cosas malas, sino también cosas buenas. Nosotros los migrantes somos de carne y hueso y tenemos sentimientos, pero hay muchos a los que no les importa. Pero en fin las injusticias se siguen viendo.

Escrito por Erick Alexander Flores Ayala y Eduardo Medina, fotografía por Eduardo Medina. Ambos son migrantes centroamericanos.

English translation:

A Birthday in the Casa de Migrantes

Amidst balloons and confetti on the morning of November 22, 2013, the albergue Hermanos en el Camino (Brothers in the Path) was filled with joy for Pepe and Vivi’s birthday. They are the children of the albergue’s cooks who for personal reasons live here for the time being.

There was a sense of joy in the air at the birthday party, as we were surrounded by Pep and Vivi’s family and friends and enjoyed the presence of Father Solalinde, the leader of the albergue.

In the morning before the party, a pig was killed for the meal. In addition, we shared cake, soda, sweets, piñatas and we sung “las mañanitas” (a happy birthday song) to the children.

Everything was really great even though we are all passing through this place with feelings of fear due to organized crime. Many happy moments also pass, such as this moment seeing the smiles of the children, who are the joy of every town or city. While traveling this path, we realize that there still is hope in searching for a better future.

There are many joys that many people don’t feel or they simply don’t care about. We don’t just feel the bad things, but also the good things in life. Us migrants are people like anybody else and we have feelings, yet there are many who don’t care about us. In the end the injustices keep happening.

Written by Erick Alexander Flores Ayala and Eduardo Media, photographs by Eduardo Medina. Both are Central American migrants.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s